Wednesday, June 20, 2007

rock and reales

Wednesday, November 29, 2006

Rock & Reales

Thursday, January 12, 2006

OLDBOY, cinco días para vengarse.

Sorpresiva ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes 2004, "Oldboy, cinco días para vengarse" catapultó a su director, el talentoso y provocativo cineasta coreano Park Chan-wook, a la cima de la consideración internacional entre quienes están revolucionando la forma y ciertos contenidos de los géneros populares (en este caso, del thriller psicológico). Segunda entrega de una trilogía que tiene a la venganza personal como motor común, "Oldboy" narra las tortuosas experiencias de Oh Dae-su (impactante composición de Choi Min-sik), un hombre que es liberado en precarias condiciones físicas y mentales luego de haber permanecido encerrado, vejado y completamente aislado del mundo durante 15 años en una extraña habitación-cárcel, con una televisión como única compañía. Así, tras haber perdido buena parte de su tiempo, de su cordura y de haber sufrido la muerte de su esposa y de su hija, nuestro antihéroe es dejado en libertad con un teléfono celular y una billetera llena de dinero. Dispuesto a todo, ya sin nada que perder, el único objetivo de Oh Dae-su pasa, entonces, por recuperarse para poder desentrañar el misterio y encontrar a su captor, que lo ha sometido a tan perverso experimento manipulatorio. Queda planteada así una típica estructura de gato y ratón, aunque por momentos no se sabe quién es el perseguidor y quién el perseguido, quién esconde el secreto más tenebroso o quién está más cegado por el odio y dominado por la culpa. En "Oldboy" conviven con inusual armonía una trama brutal, que llega hasta el sadismo con un exquisito andamiaje formal y una subyugante dimensión estética sostenida por un excepcional uso de los encuadres, de los movimientos de cámara, de la más amplia paleta de colores y de texturas. En este sentido, Park Chan-wook ofrece a estudiantes y amantes del séptimo arte una clase magistral de técnica narrativa con el trabajo visceral de la cámara en mano, con la construcción de sofisticados planos-secuencia, con la utilización dramática del primer plano o del plano-detalle, con el uso del fuera de campo y de la elipsis, con la aplicación creativa (y no abusiva) de los efectos generados por computadora y con el juego de simetrías y quiebres a partir de todas las posibilidades de la edición moderna como última forma de la gramática cinematográfica. No apta para espíritus impresionables, "Oldboy" apuesta a conmover al espectador con imágenes extremas (torturas tales como la extracción de dientes con una pinza, el corte de una lengua con una tijera, la ingestión de un enorme calamar vivo), pero no se trata, apenas, de una mera provocación, de una estilización vacía. El director sumerge al espectador en lo más profundo de la conciencia del desesperado protagonista y luego confronta a su criatura (y, por ende, al espectador, ya consustanciado con la suerte del vengador) con situaciones límite donde los dilemas éticos y morales quedan sepultados por la ira incontenible, por el frenesí y el vértigo de la escalada de acontecimientos, pero finalmente no le quedará otra alternativa que aceptar y hacerse responsable de las terribles consecuencias de sus actos. Mientras los desprevenidos se taparán los ojos más de una vez y los aún no iniciados en el thriller moderno no lineal se rascarán la cabeza tratando de descifrar los múltiples vericuetos y capas de la trama, los cinéfilos disfrutarán de un patchwork visual lleno de citas, guiños y referencias a la historia del séptimo arte, a la cultura pop y, también, a la más sofisticadas expresiones artísticas.

Wednesday, January 11, 2006

Lucy in the Sky with Diamonds

Te despiertas en camas de agua que flotan sobre el abdomen de un platelminto con aspecto de economista. Desayunas café de color verde que cuando se derrama crea figuras con cabeza de bombín y cuerpo de sapo. Los vecinos llaman a la puerta para pedir huevos y te encuentras con un frigorífico plagado de pequeños gusanos que se dedican a canturrear, "la culpa de todo la tiene Yoko Ono".
Que simpatico y alegre duendecillo aquel que tuvo una visión que ni tan si quiera fue consciente de tenerla. Así es Albert, entrañable, inteligente y siempre dispuesto a no perder el tiempo provocando una inconsciencia pasajera a través del mismo.
Y hay quien quiere entender
"la primavera del amor" de los Beatles, como algo real. -"Sí, bueno, era primavera y... sí, se erspiraba un ambiente amoroso muy sugerente..."
Supongo que la pequeña Lucy tendría algo que ver en el colorido primaveral de las señales de tráfico.


Albert Hoffman, ya van 100.
Un abrazo Huevo.

Monday, January 09, 2006

El club de los 27

Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt cobain, Jim Morrison, Brian Jones. Estos cinco genios de la música encontraron la muerte a los 27. Las drogas, la mala vida, cosas del destino, sea lo que sea todos tienen el número marcado. Los 27 se han convertido en la edad maldita de los músicos. Jimi Hendrix dicese: el mejor guitarrista de la historia se convertía en una bola de fuego y colores cuando subía al escenario. Saco sonidos que nunca antes se habían oido con seis cuerdas. Janis Joplin: No hemos conocido a ninguna mujer que tenga ese poderío, esa voz. Janis parecía querer llegar a lo más alto en cada nota. Parecía querer darlo todo en cada canción, y lo conseguía sin transmitir el esfuerzo, como un gimnasta sobre las anillas. Kurt Cobain: Dicen que el grunge nació con Nirvana. Cobain era el lider del grupo, un rubio con cara bueno cuya sensibilidad y dificil niñez marcaron sus años de juventud hasta su muerte. Kurt Cobain se pegó un tiro. Dejó un hijo y una mujer que trastornada o no por las circunstancias es una friki. Una de las historietas que rodean a Courtney Love, mujer del lider de Nirvana, es que fue ella la que lo indujo al suicidio, la que lo trastornó. El nunca fue una persona segura de sí mismo. Brian Jones fue uno de los fundadores de los Rolling Stones y su primer lider. Debido a su timidez pasó su cargo a jagger y a Richards. Brian Jones se hundió en las drogas y las broncas con los componentes del grupo aumentaron. al final le hicieron salir del grupo. Un mes más tarde lo encontraron ahogado en la piscina de su casa. Jim Morrison: El Rey Lagarto. Su excentricidades, su amor y obsesión por la muerte le llevaron a convertirse en el icono de la lujuria, de la libertad, del sexo. Morrison era un poeta que nunca supo que sabía cantar hasta que se lo dijeron los que luego formarían el grupo The Doors con él. Morrison murió en la bañera de un piso de París. O eso dicen porque a todos estos cantantes y artistas les rodean leyendas y anécdotas que nunca se podrán demostrar. Ahora se compara a Pete Doherty, ex-cantante de los Libertines con estos sólo porque es un politoxicómano. Es realmente inconcebible que se le clasifique de artista y se compare con hitos de la música solo por ser un jonki. Si el mérito se encuentra ahí, que me lo digan, porque dejaré de estudiar. Siguiendo con la edad maldita si queréis curiosidades...las torres gemelas se derrumbaron 27 años después de su inauguración y, ¿adivináis cuál es el capítulo de la biblia en el que San Mateo cuenta la muerte y resurrección de Jesús?
Por: José Manuel Reales

Wednesday, January 04, 2006

Cantautores pereza

Sí, así los llamo, y así son. Quique Gonzalez, Ismael Serrano, Carlos Chaouen, Javier Alvarez, son cantautores y no sé que tienen que tanto les gusta a las niñas plastas. Les encanta hablar de las calles de Madrid, del metro, de la soledad, del desamor, e intentan identificarnos con sus letras, personajes y luchas sociales.Lo que menos aguanto es esa voz, cansada, perezosa y sin ganas de tirar pa´lante. Cada vez que escucho una canción de ellos sólo pienso en irme a la cama y esperar impaciente un nuevo día para darme cuenta de que esa sensación asequerosa que transmiten es solo un mal sueño. No sé de dónde saca Isamel Serrano esa aura de letrista prepotente. Tampoco sé porque Quique Gonzalez no sé dedica a cantar en un coro, porque con lo bajo que canta no se le oye más que sin instrumentos. Hay excepciones. Claro, como en todo. Merece la pena escuchar a Joaquín Sabina, canta cosas tristes, pero hay veces que también canta con ganas y parece decir ¡venga a cantar!, ¡Levantaos, vivir! La guitarra suena viva y no duele tanto como la voz cansada y angustiosa de Antonio Vega, otro de esos cantautores que te quieren decir algo y te lo crees. Dan pena, a mí me la dan. Pero merecen un gran respeto porque juraría que todo lo cuentan lo viven, se les nota en cada nota, en cada arpegio.
Estos son los perezas que tenemos en nuestro país.
Ismael Serrano:
Sinceramente. Este es el más cansino, el pereza por antonomasia.
Su último disco: Principio de incertidumbre. Ahora vuelve con un nuevo trabajo, Naves ardiendo más allá de orión.
Quique me da pena. Parece que sufre cada vez que abre la boca.
Su último trabajo: La noche americana.
Javier Alvarez:
Ya no sé que decir, con esa voz tan dulce y esta foto tan "latin king".
Su último disco es Tiempodespacio.
Carlos Chaouen:
Por lo menos tiene una cara amable. Me recuerda a... ¿os recuerda a alguien?
Su último disco es Totem.
Por: José Manuel Reales

Normas y proverbios

Practicar la abominación va encontra de la ley, particularmente si la abominación se practica mientras se come langosta.
El león y la gacela yacerán juntos, pero la gacela no dotmirá muy bien.
Aquel que no parezca por la espada o por el hambre, parecerá por la peste, entonces, ¿para qué afeitarse?
Los malvados de corazón probablemente sabrán algo.
Aque que ama la sabifuria es vituoso, pero auqel que tiene comercio con un ave es fantástico.
Una música insufriblemente exquisita suena al levantarse el telón, y vemos los bosques en un atardecer de verano. Un cervatillo entra danzando y mordisque lentamente unas hojas. Va con indolencia a la ventura por el suave follaje. Pronto rompe a toser y cae muerto.

Monday, January 02, 2006

Cuando Madmardigan encontro a los Goonies


Ya estamos en Navidad!! Comidas y parientes dificilmente digeribles,
coníferas de plástico decoradas en el salón, cotillones, fiestas, regalos y las omnipresentes peliculas míticas de navidad en la tele. Seguro que más de uno sabra de lo que le hablo, me refiero a esas películas que año tras año los encargados de programación se encargan de pasar por estas fechas haciendo que queden grabadas a fuego en las retinas de los espectadores. Tan habituales como el turrón, tan inevitables como Ben hur, Quo Vadis? y Rey de reyes en Semana S
anta.
Bueno pues voy a hablar de mís peliculas míticas de Navidad, las que a mí se han quedado grabadas en la cabeza, ignorando esos subproductos sobre
papanoeles etílicos tipo Tim Allen.
Sin seguir un orden de preferencia empezaré con Los Goonies, todo un clásico de aventuras de los ochenta para chavales que rivaliza en personajes y escen
as memorables con mi segunda elección: La Princesa Prometida. Y es que los ochenta y peliculas de fantasía dan para un post dedicado exclusivamente a ello :).
Cambiando de tercio y llegando a los noventa me decaigo por dos clasicos de Tim Burton por el que siento debilidad: Eduardo Manostijeras (o como dicen en la versión mejicana El Joven manos de tijera :)) y mi admirada Pesadilla Antes de Navidad.
Y para finalizar esta selección un par más de aventuras con protagonistas carismáticos que quedan en el imaginario de toda una generación nacida y criada en los ochenta Golpe en la Pequeña China y Willow.